(Proyecto en Colaboración con Alberto y Maria Kalach)

De la Habana, solo cambiaria los jardines. Esta es la idea que plantea el arquitecto Alberto Kalach en colaboración con Infraestudio, a través de una serie de búsquedas y provocaciones para la ciudad.

El Proyecto de Jardines que no Existen es una colección de miradas al vacío. Pero una mirada cargada de intencionalidad. Una serie de conversaciones, visitas, dibujos y Collages; de aquellos lugares que podrían ser intervenidos.

La instalación “Jardines que no existe” es un Paisaje de 12x 1m hecho de Zeolita, Piedras y Partes físicas del proyecto mismo convertidas en objetos. Estos fragmentos, ya descontextualizados de su función inicial, conforman un nuevo jardín. Durante la duración de la 13va Bienal de la Habana irá cambiando su forma, nueva información será añadida, los objetos cambiarán de lugar, las dunas serán transformadas. Un jardín en movimiento hecho de ficciones.

Un jardín, antes que un grupo de plantas sobre el terreno, es un gesto de colocación artificial y  voluntaria de elementos en el espacio. Luego un jardín es un paisaje. Un jardín que no existe debería contener, como nos recuerda Barragán: “Nada menos que el universo entero”.