Pidgeum Cup

-

Palomar

no text
Una vez más la fundación Copperbridge nos pedía colocar su nueva sede, esta vez en un apartamento en una azotea justo frente al Parque de la Fraternidad y al Capitolio. La necesidad de un espacio que sirviera como oficina, galería de arte y renta AirBnB, nos permitía abrir los espacios interiores buscando espacialidad y mejores vistas al Capitolio, mientras reducíamos nuestra propuesta en la gran azotea del edificio a intervenciones a través de vegetación y un sistema modular de Hormigón ligero, que de acuerdo a como estuviera colocado sirvieraa de asiento, maceta, podio o escultura. Justo encima del apartamento se pretendía colocar un restaurante, para el cual era necesario crear un nuevo techo. Así como el personaje de Virgilio Piéera en el cuento el Conflicto, buscábamos parar un suceso constructivo en su máximo nivel de saturación, para así evitar lo ineludible: un constructor va a crear todas las condiciones de encofrado para fundir una nueva losa de hormigón pero nunca se llegará a hacer, por lo que el sitio se usará en esas condiciones. El nuevo espacio se nos muestra con un extrañamiento atormentador, colocado intensionalmente, en el extremo irritante de las posibilidades; por esto la marginalidad y autenticidad de sus perspectivas.