Galería, Nueva Construcción, Sancti Spiritus (Cuba), 2018


El edificio, que algunos llaman platanal, se compone de un número indefinido y sutilmente inconstante de plantas de plátano. * Un cuadrado masivo y ciego de 30m de lado perfectamente delimitado en la llanura. El paisaje es el lleno y la arquitectura el vacío.
Pabellón infinito es un pabellón complementario que da servicio a la obra de landart del artista Wilfredo Prieto, en Zaza del Medio, en el Medio de Cuba.


Buscamos una estrategia constructiva que nos permitiera usar materiales prefabricados reciclados sin que estos determinaran la imagen final del edificio.


Como el árbol de plátano no tiene raíz sino algo parecido a una cebolla, pueden plantarse muy próximos unos de otros y crear una masa compacta de vegetación. Así buscamos hacer un edificio hecho de matas de plátano, que tuviera dentro un cine, una galería, baños y otras infraestructuras que necesita la gran pieza.


Localizado en el medio del campo cubano sin nada cercano alrededor , el espacio una vez estemos dentro, se comprime mientras vemos todo el proceso de cómo ideó y produjo la pieza.
Una vez salimos volvemos a la inmensidad y descubrimos una autopista dibujando el símbolo del infinito, sobre la maleza.

Realizado por Anadis González y Fernando Martirena