El recurso del desfase producido entre percepción y función de la casa, según se aplique, le otorga la libertad al espacio de no tener que enmarcarse (o de ningún otro tipo de autocensura formal dictada por el programa); mientras que se sigan llevando a cabo dogmáticamente las funciones básicas de un hogar. Solución: El aumento de la cantidad de m2 de contacto con el exterior y la reducción de los m2 interiores de uso.

Queremos construir una ruina encontrada, un espacio que solo lo dota de significado su usuario, como si este llegara con una casa al hombro. Para ello todos los muebles serán de hormigón y mientras no exista nadie, el cuarto (único lugar cerrado de la casa), almacenará todos los objetos que dotan de vida este hogar.

Casa en Zaza instrumentaliza a la naturaleza para crear un paisaje doméstico, a la  vez que abusa del substantivo casa para acercarse al paisaje. Esta delgada tipología equivale a la distancia más corta entre la disolución del hogar y la conquista del campo.

Por Anadis González / Fernando Martirena